user_mobilelogo

bannerfilipinavertical

Lema del curso 2018-2019: ¡Vive de Verdad!

Lema 18-19- ¡Vive de Verdad! 6 copia.jpg

 

En este curso 2018-19 en la Red de colegios del Sdo. Corazón vamos a trabajar el valor de la verdad, con el lema “¡Vive de Verdad!”. 

Educar en la verdad es acompañar a nuestros alumnos en su camino de ir siendo cada vez más auténticos, de ser ellos mismos, de responsabilizarse de su vida y de su actuar, de vivir la honradez. Cuando trabajamos este valor crecemos en congruencia con nuestras palabras y responsabilidad en nuestro actuar. Es un valor y una búsqueda constante en la vida. 

Este valor nos posibilita vincularnos a otros desde la confianza y el respeto y generar en nuestro entorno y en nuestro mundo redes de relaciones basadas en esa misma actitud. La base de cualquier vínculo humano sostenible en el tiempo es la confianza. 

El sueño de Magdalena Sofía que hoy es el nuestro es que “cada persona se abra a la verdad, al amor y a la libertad”. “Sé tú mismo” , diría Janet Stuart

La verdad es un valor que nos invita a vivir palabras clave como: Coherencia, autenticidad, sinceridad, honradez, confianza, congruencia... Es educar la valentía de ser uno mismo, sin engaño, sin doblez. Es educar y educarnos en el camino de ser aquello que estamos llamados a ser. 

Vivir este valor de la verdad es crecer en alegría honda y confianza. Alegría y confianza. La alegría de vivir Desde Dentro, descubriendo toda la riqueza que se nos ha regalado, todo el potencial que hay en nuestras vidas para transformar el mundo. Solo desde el corazón y en la transparencia del corazón podemos experimentar que somos amados así como somos, con todo lo que somos y tenemos. Y eso, ese amor, es siempre fuente de alegría honda. 

Vivir en verdad nos lleva a crecer en confianza. “Esto que ves es lo que soy” “esto que te ofrezco es lo que tengo” “Esto que comparto contigo es lo que siento y lo que pienso”. Vivir desde ahí genera en nuestro entorno una red de confianza básica que nos hace sacar de dentro lo mejor que somos y tenemos y nos ayuda a vivir esa experiencia del Evangelio de que la Verdad nos hace libres, no perfectos sino libres. 

En nuestro Carácter Propio, el valor de la verdad aparece de manera transversal en todo el documento y de manera más específica ligado a la formación a nivel social: 

  • “Educar en los valores de la solidaridad, la honradez, la verdad y el servicio, en un mundo injusto y desigual. Tenemos la certeza de que educar es, en sí mismo, un acto de justicia” (pág 11) 

Y en nuestro Plan Marco de Pastoral también hacemos alusión a la vivencia de este valor de manera específica en algunos puntos: 

  • Que los alumnos sean reconocidos por su profundidad y su solidez, “porque viven de lo esencial” (PMP pág 5) 
  • Una educación y una acción pastoral vivida desde la comunidad, en un trabajo coordinado, obra de todos, buscando la coherencia entre fe y vida (pág 17) 
  • Pastoral que busca, entre otros objetivos “que cada persona se abra a la verdad, al amor y a la libertad (pág 17) 
  • Educar en un diálogo profundo y coherente entre fe, cultura y vida. El diálogo sincero y profundo nos ayuda a hacer crecer la vida por caminos de reconciliación (pág 18)