user_mobilelogo

bannerfilipinavertical

Curso de Nuevos Educadores del Sagrado Corazón (22 y 23 de noviembre)

 

                                    PHOTO-2018-11-23-17-36-01.JPG            

                                                   

 

Parecía un miércoles cualquiera cuando los colores del otoño nos marcaban el camino al AVE. Descargamos nuestra mochila de trabajo, evaluaciones y preocupaciones y nos preparamos para la aventura que estaba por llegar.

Acudimos el día 22 y 23 de Noviembre al curso de Formación de Nuevos Educadores del Sagrado Corazón en la Casa Provincial. Como unos niños con zapatos nuevos, recibimos a Fernando Orcàstegui, que fue el encargado de darnos la bienvenida y explicarnos el plan de este curso. ¡ Emociones ordenadas, empezaba la aventura!

Fue Juan Carlos Cabrero quien, con su voz dulce y su mirada experta, nos transportaba 200 años atrás, para sumergirnos de lleno en nuestras raíces. Esas raíces profundas que nacen de una niña, joven, MUJER, Santa Magdalena Sofía Barat. Con él, fuimos capaces de oler los campos de viñedo en los que vivió Sofía, disfrutar con alguna anécdota de nuestra fundadora, recorrer las calles de París y sentir la incertidumbre de la revolución. Pero también conocimos a una Sofía valiente, decidida, con una gran capacidad intelectual y una misión clara: educar para transformar el mundo.


Rosa Carbonell, rscj, se encargó de contarnos, en primera persona, cómo vivieron las religiosas los cambios en el Concilio Vaticano II. Ella, ponía la guinda del pastel a un día hermoso y emocionante.

 

PHOTO-2018-11-23-11-18-24.JPG     IMG_1283.JPG

 

 

“Mi equipaje será ligero para poder avanzar rápido.” decía la oración de J.M. Olaizola el viernes por la mañana dirigida a Rosa Filipina. En esta ocasión Paqui Rodríguez nos sumergió en lo más profundo de nuestro carácter propio, nuestra misión como educadores, los rasgos y perfiles del educador del Sagrado Corazón. Pararnos a pensar, reflexionar y situar quiénes somos, para qué, qué queremos vivir, cómo, … Preguntas que suenan sencillas pero que albergan muchos retos, que nos sitúan en el lugar y el sitio en el que hemos sido llamados a estar.

Una de las partes más bonitas de esta formación ha sido compartir con todos los compañeros los diferentes contextos y proyectos que albergan nuestros centros. La sensación de equipo, el sentirnos unidos a pesar de la distancia, hace que todo lo que hacemos tenga sentido. Sentirnos parte de esta gran familia del Sagrado Corazón.

IMG_8612.JPG      IMG_3479.JPG

Volvemos a casa con la maleta cargada de ilusión, retos, sonrisas, y millones de agradecimientos por cada momento vivido y compartido.

Tamara Moraga, Colegio Sagrado Corazón de Godella